Cámaras PTZ, más que cámaras de recurso para la realización de eventos

Las cámaras robotizadas, también llamadas PTZ (acrónimo de Pan-Tilt-Zoom), han abandonado el mundo de la vídeo-vigilancia para invadir el sector audiovisual de eventos. Originalmente, se trataba de sistemas voluminosos, con cámaras convencionales montadas en posicionadores que a su vez se montaban sobre pedestales, que tenían precios al alcance únicamente de los broadcasters.

Por otro lado, las cámaras de pequeño formato han ido avanzando en prestaciones, creando una gama con características profesionales que las hace muy útiles como cámaras de recurso o incluso como cámaras controladas a distancia en entornos en los que resulta intrusivo un operador con trípode y cámara convencional. Dado su reducido tamaño pueden ser camufladas fácilmente en paredes o techos, y con los silenciosos motores de última generación, pasan desapercibidas en entornos exigentes en cuanto a sonoridad, como pueden ser salas de conciertos o estudios de radio.

La parte menos positiva de la implantación de este tipo de cámaras se la llevan los operadores de cámara, ya que una sola persona es capaz de controlar 4 o 5 cámaras en entornos de bajo movimiento, como pueden ser plenos de ayuntamiento, conferencias, conciertos de música clásica, etc. Pero las cámaras robotizadas no solo son válidas en esos casos de imágenes poco dinámicas, en eventos con público dan un juego inesperado como cámara de “contra”.

Casi todos los fabricantes de cámaras disponen de una gama de robotizadas. Aquí traemos una selección de cámaras con las que realizar implementaciones válidas:

JVC KY-PZ100

La JVC KY-PZ100 es una cámara robotizada PTZ, pensada para la producción de vídeo. Se diferencia de las opciones del resto de los fabricantes porque incorpora un potente motor de comunicación IP que permite la conexión a redes vía WiFi, 4G LTE o directamente conexión por cable CAT.

La cámara dispone de 1 sensor CMOS de 1/2,8 pulgadas (2,2 millones de píxeles) con zoom óptico de 30x (4.3-129mm, f /1.6 ~ 4.7) que ofrece un excelente comportamiento con baja luz. Además ofrece un modo LoLux, capaz de obtener imágenes con tan solo 0,01 lux.

La JVC ha sido diseñada para trabajar de forma autónoma o como parte de un sistema multicámara en entornos de estudio o eventos en directo. Dispone de salidas HD-SDI (3G) y HDMI y además es capaz de generar un streaming de vídeo de alta calidad en formatos 1080i/60, 1080p, 720p, 540p o 270p, con latencia mínima y corrección avanzada de errores (FEC – Forward Error Correction).

La cámara se puede controlar desde un PC, Tablet o Smartphone, desde cualquier parte del mundo, sin añadir ninguna aplicación, utilizando directamente el servidor web instalado en la cámara. También es posible utilizar el panel de control remoto RM-IP100 o paneles del mercado que utilicen protocolos estándar.

La cámara, de forma autónoma, graba en HD a 50Mbps sobre tarjetas Micro SDHC/SDXC, con la capacidad de descargar los ficheros grabados en la calidad original a un servidor externo vía FTP. El puerto host USB incorporado permite conectar directamente un módem 4G LTE o un adaptador WiFi. Esta característica permite colocar la cámara PTZ en cualquier sitio, solo con que disponga de una toma de corriente y emitir un streaming de vídeo HD de calidad Broadcast a través de una conexión de telefonía móvil.

Otra característica que facilita la instalación de esta cámara es el soporte de alimentación PoE+. Que un dispositivo disponga de esta característica supone que por el mismo cable de LAN por el que estamos extrayendo el streaming de vídeo y estamos controlando la cámara, somos capaces de suministrar alimentación al dispositivo. En aplicaciones en las de el retardo de vídeo no es crítico, la posibilidad de instalar y desinstalar las cámaras utilizando un solo cable es una ventaja considerable.

Panasonic AW-HE40

Panasonic dispone de una amplia gama de cámaras robotizadas que cubre prácticamente todas las aplicaciones. Para esta comparativa hemos elegido la conocida Panasonic AW-HE40, una cámara muy probada en campo con excelentes resultados.

Se trata de una cámara con sensor sensor MOS de 1/2,3″, con zoom óptico de 30 aumentos y digital de x16, con un extender digital de 1.4x. El potente conjunto óptico de esta cámara le permite realizar tomas a muy larga distancia, lo que facilita la instalación en grandes espacios como salones de pleno, aulas y teatros. Aún instalada al fondo de estos, obtendremos planos cortos, sin ruido de interpolación, gracias a los procesos de reducción digital de ruido (DNR – Digital Noise Reduction) y los circuitos de expansión del rango dinámico (DRS – Dynamic Range Stretch) que incorpora. La capacidad de captar imágenes de alto rango dinámico (HDR – High Dynamic Range) facilita las tomas en las que el sujeto está por delante de una superficie iluminada, como es el caso de ponentes ante una pantalla de proyección.

La función de Freeze During Preset, ofrece la posibilidad si se habilita, de congelar el último cuadro estático cuando se selecciona una memoria de posición. De esta forma se evita el molesto efecto de desplazamiento rápido a la nueva posición y facilita la realización de eventos con una sola cámara.

La cámara tiene salida de vídeo por USB, que permite su uso como cámara web de alta calidad en conferencias web, aulas virtuales, etc. Además de la salida SDI o HDMI, en función del modelo, la AW-HE40 ofrece salida de vídeo por IP de hasta 4 canales H.264. Con la calidad máxima de 1080/60p a 24Mbps, los 4 canales se quedan en solo uno y si se utilizan 2 canales o más, la velocidad de cuadro se reduce a 30fps. Utilizando un navegador conectando con la IP de la cámara, esta puede ser controlada y monitorizadas sus imágenes en SD, desde cualquier ubicación remota utilizando un ordenador, smartphone o tablet. La monitorización de vídeo puede realizarse de forma simultánea hasta en 14 terminales, dependiendo de la capacidad de la red.

Entre las características de red incorporadas, el soporte de alimentación por PoE+ facilita la instalación ya que solo precisa de un cable para llevar alimentación y datos de vídeo. Si la aplicación requiere retardo cero, es mejor utilizar la salida de vídeo, SDI o HDMI, ya que los procesos de codificación y decodificación introducen un retardo que en algunos casos puede ser inaceptable.

Datavideo PTC-150

La última cámara que incluimos en este artículo es la Datavideo PTC-150, una robotizada pensada únicamente para la producción de vídeo y quizá por eso, la más económica. No dispone de salida de Streaming, pero no siempre es necesaria. Cuando el evento requiere realización en vivo, utilizando un mezclador de vídeo o un ordenador con tarjeta de captura, el que las cámaras tengan salida directa de Streaming es un añadido que las hace más versátiles, pero no es imprescindible.

La PTC-150 es una cámara pensada para la realización multicámara en la que pueden trabajar de forma simultánea cámaras con operador y otras PTZ. Las voluminosas luces de Tally, que además pueden ser verdes o rojas en función de si la cámara está pinchada en previo o programa, facilitan el trabajo en estudio. Dispone de salidas HDMI, SDI y Vídeo compuesto, sincronizadas y simultáneas, lo que la convierte en una cámara atractiva sea cual sea el entorno de trabajo. El control se puede realizar tanto por red, como por RS-422.

La cámara está dotada con un sensor MOS de 1/2.8″ y 2 megapíxeles, capaz de suministrar señales en SD y HD, desde PAL hasta 1080/50p. Dispone de zoom óptico 30x que va de 4,3mm a 94,6mm, menor que el de las anteriores, pero suficiente en la mayoría de los casos. Incluye procesadores de mejora de imagen como el Dehanzing que elimina el efecto bruma en algunas que se produce en algunos conciertos por el uso de efectos de humo, además de un reductor de ruido digital (DNR – Digital Noise Reducer) que mejora la calidad de imagen en tomas con luces bajas.

El panel de control es de los más sencillos y menos costosos del mercado y permite el control completo de hasta 4 cámaras, con botones directos de llamada a posiciones.

Existe la opción de utilizar la tecnología HDBaseT para, con estas cámaras utilizando la versión PTC-150T. Con uno solo cable Cat5e, podremos ubicar la cámara a 100m llevando alimentación,  control y Tally, recibiendo la señal de vídeo de vuelta. La trasera de conectores varía ligeramente, sustituyendo el conector DVIP por el HDBaseT.

Conclusión

Las cámaras PTZ o robotizadas, son la opción idónea para muchas más aplicaciones de las que solemos utilizar. Donde un operador con trípode resulta intrusivo, como sucede en una sala de plenos o en un aula, las cámaras controladas a distancia son una muy buena alternativa. Si además vamos a utilizar un mezclador de vídeo para ofrecer la señal realizada, no es necesario invertir en cámaras con Streaming directo.

Cuando vamos a realizar un evento en el que las cámaras se conectan directamente al ordenador o cuando tenemos una realización remota, alejados de la ubicación en que se encuentran las cámaras, el Streaming es la solución, por lo que las cámaras robotizadas con streaming y control por Ethernet ganan puntos frente a aquellas que no tienen Streaming.

En Avacab disponemos de múltiples alternativas que encajan con las necesidades de cada aplicación. Consulta a nuestros técnicos para que te ofrezcan la solución más apropiada.

Leave comment