Cinco ventajas para utilizar equipos Multipantalla

Si te ha gustado este artículo, compártelo!


Los procesadores de multipantalla han sustituido rápidamente lo que antes llamábamos “Puentes de Monitorado”, con configuraciones que iban desde unos pocos, a unas cuantas decenas de pequeños monitores. Un buen puente de monitorado nos permitía ver de un solo vistazo lo que pasaba con todas las señales que teníamos que manejar en un control central, un control de estudio o una unidad móvil.

Los puentes de monitorado siempre han sido un mal necesario, sobre todo en un entorno de unidad móvil ya que son pesados, ocupan mucho espacio, generan calor y consumen mucho. La aparición de las pantallas planas y de la retroproyección de calidad, hizo plantearse a muchos fabricantes la posibilidad de utilizando una sola pantalla, poder mostrar un número de fuentes razonable, permitiendo ahorrar dinero, espacio y peso, manteniendo si no mejorando las prestaciones de los puentes.

Un equipo multipantalla ahorra dinero desde el momento de la compra, veamos algunas ventajas:

  • Una sola pantalla plana del tamaño que queramos según nuestras preferencias y espacio disponible, es más económica que la opción de comprar tantos monitores como imágenes asuma el multipantalla.
  • El consumo de una moderna pantalla LED de unas 50 pulgadas, es menor que el de 10 o 12 pantallas, aunque sean LED, de 7 ó 9 pulgadas.
  • La pantalla no tiene porqué ser profesional ya que el objetivo del multipantalla puede ser el monitorado de presencia, es decir, tener una imagen de la fuente que permita ver que está y que no sufre interferencias ni cortes. Para programa y/o previo, siempre podemos utilizar un monitor profesional.
  • El calor generado por una sola pantalla es menor que el generado por varias y además, es más fácil de ventilar adecuadamente. No olvidemos que en un puente de monitorado, los monitores superiores reciben en aire caliente procedente de los monitores inferiores, estando sometida su electrónica a un estrés que precipita fallos.
  • En aplicaciones específicas, como las unidades móviles, el ahorro de espacio es CONSIDERABLE, tanto en el fondo necesario para su instalación, como en el tamaño del panel necesario. Los monitores, aunque vayan en grupos de 3 ó 4, tienen marcos y botoneras que no se utilizan habitualmente y que restan superficie útil de pantalla.

Pero no todo es “ideal”, en ciertas aplicaciones críticas no podemos depender de una sola pantalla, ya que si ésta fallara nos quedaríamos ciegos, por ejemplo, dentro de una unidad móvil o del control de realización de un estudio en un directo.

  • En una primera aproximación al problema, parece aconsejable disponer de 2 pantallas (cada una con su multipantalla asociado) y repartir las fuentes entre ambas, de esta forma si falla una de ellas, la otra puede asumir temporalmente el trabajo de mostrar todas las fuentes, aunque sea con tamaños menores.
  • Otra posibilidad es la de duplicar la salida de cada uno de los procesadores y alimentar a las dos pantallas simultáneamente con una señal principal y otra secundaria procedente del procesador contrario, con lo que conmutando la entrada de la pantalla activa, podremos seguir adelante con la realización hasta que se sustituya el equipo averiado y además, sabremos si el fallo es de la pantalla o del procesador.

Estas dos propuestas no son excluyentes ya que se pueden implementar de forma simultánea.

Existen diversos tipos de multipantalla en función de:

- La capacidad de entradas y salidas que tenga

- El número de fuentes que pueden mostrar a la vez en tiempo real

- Su capacidad de matrizado

- Si puede mostrar o No otras informaciones en pantalla y así hasta un infinito de posibilidades y precios

Para la mayoría de las aplicaciones de realización es suficiente con un equipo que soporte 4 ó 5 entradas para cámaras, 2 reproductores de Slow-Motion o convencionales alguna fuente adicional como generadores de caracteres u otros. Para estas aplicaciones, el fabricante australiano de la araña, Decimator, ha creado el DMON-12S, un procesador de multipantalla con 12 entradas SDI,  que satisface el 80% de las aplicaciones.

El Decimator DMON-12S admite señales SDI hasta 3GSDI con disposiciones en pantalla configurables desde 1 a 12 pantallas, con muy baja latencia en modo multipantalla. Cada uno de los cuadros es independiente en cuanto al tipo de señal que le asignamos, es decir, cada uno puede tener su propia resolución, relación de aspecto y frecuencia de refresco sin que afecte a los demás.

Si tienes alguna duda sobre este u otro equipo, puedes consultarnos a través de nuestro número de teléfono 91 545 60 59 ó mail avacab@avacab.es

About AVACAB AUDIOVISUALES Asesoramiento Audiovisual Profesional

Asesoramiento y venta de equipamiento audiovisual profesional
This entry was posted in Artículos técnicos and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.