Conversión de video digital SDI

Si te ha gustado este artículo, compártelo!

Antes de empezar a hablar de la conversión de video digital, vamos a analizar los diferentes formatos en que podemos transmitir una señal de vídeo. El SDI (Serial Digital Interface) puede que sea el más robusto y sencillo de manejar, pero sin duda alguna, los equipos que lo tratan no son los más económicos del mercado. Entendiendo por Interface, tal y como ya mencionamos en nuestro artículo anterior, como un medio físico por el que se transmite la señal.

Hasta hace poco tiempo, el trabajo en SDI estaba restringido a los “Broadcasters” pero cada vez más las marcas han ido ajustando el precio y cada día más profesionales utilizan este formato, pero realmente ¿cuáles son sus ventajas?:

En primer lugar hablemos del medio de transmisión, el cable. Desde el principio se intentó hacer compatible una instalación analógica existente con la incorporación de equipos digitales y por tanto se decidió mantener el tipo de cable. El cable coaxial de 75Ohm, acabado en conectores BNC, era el estándar para vídeo analógico en el momento de la aparición del SDI y se adoptó también para digital. Pero si se transmitía una gran cantidad de datos y además en esos datos existen vacíos, como los periodos de sincronismos, ¿porqué no transmitir también la información de audio en formato digital?.

La señal digital serie presenta ciertas dificultades para su transmisión, por lo que al comienzo de su implantación, el SDI en definición estándar llegaba hasta 300m como máximo. Con la evolución a HD, la distancia se ha ido reduciendo conforme ha ido aumentando la resolución, así con un cable similar al RG59 pero digital, podríamos estar hablando de 125m. Si esta distancia es insuficiente, se puede recurrir a la transmisión por fibra óptica con el límite en 10Km.

En resumen, la señal SDI tiene capacidad para llevar video en definición estándar o HD, audio digital multicanal y datos auxiliares por un solo coaxial de 75Ohm con conectores BNC o por una sola fibra óptica.

La mayoría de los equipos que se usan fuera del entorno Broadcast no utilizan la conexión SDI, por lo que aunque se está extendiendo por su facilidad para la instalación y montaje, precisa de adaptación para su uso en pantallas y proyectores convencionales.

Muchos equipos de consumo actuales disponen de entradas digitales, ya sean DVI o HDMI, por lo que nuestro objetivo es claro, convertir desde o hacia señales digitales para no perder calidad y mantener la resolución. Cualquier paso de SDI a analógico, supondrá un deterioro, por lo que sólo debemos recurrir a este paso cuando sea imprescindible y en todo caso a formatos por componentes como VGA, RGB o YUV.

Debemos tener en cuenta es que la señal SDI no tiene protección anticopía, es decir, que cualquier equipo que reciba esta señal, va a poder mostrarla o grabarla. Esto que en principio es una ventaja, supone un problema cuando el origen es un HDMI que queremos convertir para su distribución.

Si la señal HDMI o DVI tienen protección anticopía, el conversor bloqueará el proceso mostrando negro a la salida. En el sentido contrario, de SDI a HDMI o DVI, no debería haber ningún problema.

La señal SDI procede del mundo de la televisión, por lo que las resoluciones soportadas pertenecen a este entorno y no al de la informática. Así por ejemplo, una resolución de 1024×768 progresiva, requiere escalado cuando se pasa a una pantalla de 1920×1080 u obtendremos un cuadro minúsculo en el centro de una pantalla negra. De la misma forma, si queremos “meter” una señal 1920×1080 en una pantalla 1024×768 tendremos que reducir su tamaño para que encaje y meter unas barras negras horizontales arriba y abajo para transformar su formato.

Existen como podemos ver dos tipos de conversiones, las conversiones que requieren modificación en el tamaño de la imagen (pixeles) ya sea por resolución o por su formato y las que se pueden hacer directamente porque comparten formato y solo es cuestión de cambiar de conexión.

Avacab es especialista en convertidores/ conversores de video, en nuestra tienda puedes encontrar el producto que necesitas para cada necesidad específica e incluso  si lo necesitas, nuestros técnicos puedes asesorarte para recomendarte cual es la mejor elección para tu instalación.

Por ejemplo, el AJA Hi5-4K es capaz de transformar las cuatro señales HD-SDI que componen una pantalla 4K en una salida HDMI 1.4 con audio embebido y puede trabajar con cualquier otro formato SDI ya sea SD o HD, de un sólo Link o de dos. Para la conversión contraria puedes utilizar el Blackmagic CONVBATT/HS que además puede funcionar con baterías durante 2 horas, y puede ser alimentado desde cualquier fuente de 12Volts. 

Si tienes cualquier duda …….ya sabes info@avacab.es o llámanos!!

 

About AVACAB AUDIOVISUALES Asesoramiento Audiovisual Profesional

Asesoramiento y venta de equipamiento audiovisual profesional
This entry was posted in Artículos técnicos and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.